ELECCIONES USA 2016. ¿El final de la democracia más ‘sólida’ en el mundo?


hillary_trump7

Como es bien sabido soy de Venezuela un país en estos tiempos conocido por padecer el PEOR gobierno republicano de su historia y el que ha llevado a un otrora país pujante y en vías de desarrollo al PEOR y más grande ATRASO de su historia, un país atrapado, maniatado y del que ahora su PUEBLO no encuentra el modo de salir de dicho gobierno CORRUPTO, RETRÓGRADO Y DICTATORIAL que no solo es sinónimo de VIOLADOR de la misma constitución a medida que se creó para sí mismo, sino un gobierno manejado por INEPTOS, FACINEROSOS, INCONSCIENTES, MENTIROSOS, CÍNICOS Y COBARDES, una minoría que sin embargo han logrado de un modo u otro mantener a TODO un pueblo subyugado a unos designios por lo general NEFASTOS que lejos de mejorar una situación por demás ya insostenible tras 18 años de corrupción de hecho parece mantenerla y de modo intencional empeorarla en perjuicio del pueblo de Venezuela sin el más mínimo remordimiento de consciencia… Bien, soy parte de esa ENORME mayoría del pueblo de Venezuela que actualmente está ávido por un CAMBIO, por las buenas o por las malas (por las buenas preferiblemente), pero mientras esperamos (por ahora) por algún cambio real, hoy 09 de Noviembre de 2016 miramos, como casi todo el mundo, hacia el Norte, hacia el MAL LLAMADO “Imperio” (según la desfasada retórica del actual régimen chavista/madurista) donde tuvo lugar la elección del cuadragésimo quinto presidente de los EUA. Contendían 2 candidatos que de cualquiera ganar pasarían a la historia por ser los “primeros”: una por ser la 1era presidente mujer de la nación más poderosa del mundo y el otro por ser el primer “Outsider” que logra irrumpir y derribar el llamado establishment del sistema político estadounidense valiéndose de un discurso demagógico de ODIO, RACISMO, AISLACIONISMO, PROTECCIONISMO y POPULISTA con el que esperaba y eventualmente acabaría capitalizando, un sector importante de la población estadounidense “olvidada” (según analistas y expertos) por los diversos gobiernos estadounidenses que se han ido turnando y pasando a lo largo de los últimos años en los EUA.

Pues bien, ambas opciones presidenciales de la actual primera potencia del mundo nunca fueron calificadas como buenas en opinión del grueso de la gente tanto de EUA como del exterior, de hecho la valoración general es que una era mala y la otra era PEOR, el punto para el electorado norteamericano era dilucidar cuál de ellas era la “mejor” dentro de lo malo y la que mejor le convendría a EUA como país y potencia, bien creo que NO es secreto para NADIE que al menos internacionalmente la menos mala era la opción que representaba Hillary Clinton, ex – primera dama, ex – Secretaria de Estado y ahora ex – candidata presidencial por el Partido Demócrata ante la segunda alternativa más “viable”, la que representaba el magnate de bienes raíces, empresario y recientemente candidato presidencial por el Partido Republicano Donald Trump, un hombre que contra TODOS los pronósticos básicamente hizo PEDAZOS a todos sus rivales por la nominación republicana a las presidenciales de 2016 y logró de modo casi INCREÍBLE finalmente DESTRUIR a la hasta hace pocos meses virtual candidata demócrata y cuasi presidenta de EUA (según sondeos) la Sra. Clinton, en unas elecciones que sinceramente parecían que serían no solo atípicas, sino MUY peleadas y caracterizadas por los BAJÍSIMOS calibre y calidad que fueron mostrados durante la campaña electoral incluso desde la etapa de la nominación presidencial por parte de los 2 principales partidos políticos estadounidenses. Fuimos perplejos testigos del advenimiento por primera vez en la historia republicana de los EU de un MEGALÓMANO populista, con toques de showman y de reputación y carácter a todas luces cuestionables (por decir menos) desde incluso mucho antes de lanzarse a las aguas de la política y que sin embargo lograra seducir a la gran mayoría de un electorado blanco y algo de las minorías, con un discurso, demagógico, racista, exclusionista… en definitiva POPULISTA, algo que podríamos esperar de cualquiera de los gobiernos de países del tercer mundo, donde desde luego está Latinoamérica incluida, incluso de la vieja Europa, pero JAMÁS de Estados Unidos de América, quizás la democracia sino más antigua al menos si la más firme del mundo, por eso es que de manera INSÓLITA que Donald Trump lograra GANAR las elecciones de EUA sea hoy considerado por NO POCOS como una aberración en la política estadounidense y en algunos casos incluso quizás la MUERTE de la democracia estadounidense tal cual la conocíamos, con TODAS las consecuencias que tal aterrador hecho sin duda podría acabar acarreando no solo a EUA sino al MUNDO.

NO soy ninguna analista política, y de la política norteamericana se tanto como un astrofísico sabe de botánica por lo que no es la intención del presente analizar el porqué de lo sucedido en EUA el 8 de Noviembre de 2016, sin embargo como una ciudadana venezolana que lleva 18 años siendo testigo en carne propia del DESASTRE, el CAOS y la RUINA que puede obrar en una sociedad y un país el advenimiento a la presidencia de un personaje populista y demagogo puedo decir que el que Donald Trump sea el nuevo presidente de EUA es el equivalente a que Hugo Chávez, Recep Tayyip Erdoğan, Vladimir Putin, Nicolae Ceausescu o incluso Adolfo Hitler tomaran el control de la nación más poderosa de la tierra… ¿qué consecuencia podría tener eso?, solo el tiempo lo dirá, pero espero que los votantes estadounidenses que votaron por Trump se hayan visto en el espejo de Venezuela antes de darle su apoyo, y estén conscientes de lo que implica darle el poder a alguien que solo fomenta el ODIO, el RACISMO, la INTOLERANCIA y el PROTECCIONISMO desmedido.

No es que en Venezuela esperáramos algo especial de los resultados de las elecciones norteamericanas, en 18 años y 3 gobiernos estadounidenses diferentes jamás recibimos nada de ellos, además de los dólares (luego dilapidados) por la compra de nuestro petróleo y algún que otro pronunciamiento retórico acerca de lo que sucedía en Venezuela, por lo que el que ganara Hillary o Trump no es que nos hiciera esperar que la situación fuese diferente ahora, pero sin duda la actitud y las palabras de Trump hacia el panorama internacional y el papel de EUA en el mismo deben ser tomados como un llamado de ALERTA; al menos yo espero que dentro de todo la democracia norteamericana sobreviva más allá de tener por presidente a un gran BOCÓN megalómano y que a diferencia de Venezuela la separación de poderes se mantenga inalterada y que estos poderes cumplan sus deberes, entre otros, de ser el contrapeso del poder de un hombre por cuyas decisiones puede poner en peligro la seguridad no solo de su país sino del mundo. Ojalá quienes votaron por Donald Trump y lo llevaron a la Casa Blanca no acaben lamentándolo AMARGAMENTE en estos 4 años que recién se iniciarán en el venidero enero de 2017, como de hecho lo estamos lamentando en Venezuela tras 18 años de “revolución”…

¡DIOS NOS AGARRE A TODOS CONFESADOS!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: